¿Qué es un ataque de pánico?

Un ataque de pánico es una sensación de temor extremo que se presenta sin advertencia y sin motivo. Durante un ataque de pánico, la persona piensa que le va a dar un ataque del corazón, que se va a morir o que va a volverse loca. Siente que no tiene ningún control o como si algo terrible fuera a suceder. El corazón late rápidamente, con gran fuerza o en forma irregular. La persona tiembla, suda, siente que le falta el aire o se siente mareado. Un ataque de pánico puede suceder en cualquier momento, incluso mientras se está durmiendo. Los síntomas alcanzan su máxima intensidad en unos 10 minutos y pueden durar 30 minutos o más.

¿Cuál es la causa un ataque de pánico?

Aunque no se sabe exactamente lo que provoca un ataque de pánico,se tiene conocimiento que durante el ataque el organismo de estas personas fabrica las mismas sustancias químicas que se producen como reacción frente al peligro. Los ataques de pánico y el trastorno de pánico pueden ser hereditarios. El estrés, la nicotina, la cafeína, las drogas y el alcohol pueden provocar ataques de pánico o empeorarlos. Si la persona sufre de ataques de pánico, debe evitar estas drogas y reducir el estrés.

¿Son comunes los ataques de pánico?

De 10 a 20 por ciento de las personas tendrán un ataque de pánico en algún momento de su vida. Los ataques de pánico afectan a las mujeres tres veces más que a los hombres. El trastorno de pánico es una enfermedad grave que puede ser más incapacitante que la depresión. Una de cada cinco personas con trastorno de pánico intenta suicidarse.

¿Cómo se tratan los ataques de pánico y el trastorno de pánico?

Casi siempre los ataques de pánico son tratados con medicinas o una combinación de medicina y consultas con un consejero. El tratamiento de los ataques de pánico y el trastorno de pánico da muy buenos resultados. Para algunas personas, simplemente el saber más acerca de los ataques de pánico y el trastorno de pánico les ayuda a aprender a controlar sus síntomas, incluso sin medicamentos ni consultas con un consejero.

¿Cómo ayuda el consejero a las personas con ataques de pánico y trastorno de pánico?

En 8 a 10 visitas con un consejero, se puede aprender a controlar los ataques de pánico. El aprender a hacer ejercicios de relajación y respiración puede ayudar a parar los ataques de pánico.

¿Cómo se hacen los ejercicio de respiración?

*Inhale lentamente por la nariz.
*Cuente de uno a cinco, ensanchando lentamente el estómago y luego el pecho.
*Aguante la respiración por dos segundos.
*Deje salir el aire lentamente por la boca, mientras cuenta hasta cinco nuevamente.
*Relaje todo el cuerpo mientras exhala.
*Repita varias veces hasta que desaparezca la ansiedad.

¿Qué medicinas se usan para tratar los ataques de pánico y el trastorno de pánico?

Los antidepresivos y los tranquilizantes, o una combinación de ambos, se usan para tratar los ataques de pánico. El médico a veces le recetará ambas medicinas hasta que deje de tener ataques de pánico, y luego retirará lentamente el tranquilizante. Es importante tomar los tranquilizantes de acuerdo con las indicaciones porque si los toma solo cuando siente que los necesita, los ataques de pánico pueden empeorar. La persona necesitará continuar su medicina hasta por un año después de que paren los ataques de pánico.